Manejo del Stress en la Vida Cotidiana

Hace tiempo en China en el siglo IV un joven desde la vereda observa a un caballo desbocado con su jinete bamboleante incapaz de controlar el animal.
Atropellaba todo a su paso, transeúntes, mercaderes, etc.
Cuando se aproximaba el joven divisa que quien venía saltando sobre el caballo era su primo. Al verlo pasar más de cerca le grita con todas sus fuerzas “Primoooooooo hacia dónde vas?” y el malogrado jinete le responde “No seeeeeeee, pregúntale al caballo”. 

Pareciera solo un cuento chino, como la película de Darín. Pero veamos detenidamente este ejemplo, no de Oriente, sino de Occidente, Argentina, Córdoba, siglo XXI: ¿Cómo fue que puse las llaves del auto en la mochila de los chicos?, ¿Cómo es que guardé el pan en la heladera?, ¿Cómo tire los cubiertos en el tacho de basura?, ¿Qué hago yendo por este sitio si tengo que estar buscando los chicos en la escuela?, ¿Me lavé los dientes?, Otra vez la misma historia con la tarjeta ¿Para que me habré comprado el plasma 3D, las botas de 1200$, el último smart phone que aún no se usar?, etc, etc, etc.

Estos comentarios son los habituales cuando tomamos Conciencia de lo Real de nuestra situación. Pareciera que mientras nuestra Conciencia dormía no se que “sueño extraño”, nuestra Mente, libre de toda mirada, condujo el auto, tiró los cubiertos al tacho de basura, puso las llaves del auto en la mochila de los chicos, uso la tarjeta, y además puso el pan en la heladera cuando nos aprestábamos a comer unos ravioles. Este es el famoso Piloto Automático de todos los días.

Nuestra mente se acostumbró a trabajar de esta manera, buscando atajos para ser más eficientes; ello posibilitó ciertos logros personales, económicos, una carrera, los estudios, etc. Pero también estos hábitos del Piloto Automático pueden ponernos en aprietos angustiosos sumirnos en tristeza y/o llenarnos de bronca.

Los talleres de Atención Plena (Mindfulness) fueron diseñados en el Hospital Universitario de Massachussets, EEUU, en base a técnicas de Meditación Orientales para salir del Piloto Automático, desarrollar habilidades innatas de autorregulación y cuidado que nos permitan  vivir en forma saludable y más flexible.

Un ejemplo de Mindfulness o Atención Plena en la Vida Cotidiana sucedió hace poco en Japón durante el Tsunami. Allí pudo verse a la población serena a pesar de tanta desolación. ¿No les llamó la atención ello?. En la cultura nipona las técnicas de meditación fueron diseñadas como herramientas para salir del Piloto Automático, disminuyendo de este modo el sufrimiento cotidiano, permitiendo estar presentes a cada momento Aquí y Ahora.

Siempre hay alternativas: O seguimos como estamos o podemos generar un cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *